Con operación marítima, EE.UU. escala la presión contra Maduro