La Tercera, domingo 21 de julio de 2019

Cesar Barros en su columna del sábado 20 de julio dedicada a las FF.AA. y la guerra a los narcos desarrolla un relato que puede llevar al lector concluir que involucrarlas en el combate al narcotráfico es algo incorrecto. Para claridad de todos:

1) Los ejemplos que indica Barros son correctos pero incompletos. En la historia de la contrainsurgencia hay ejemplos exitosos como los británicos en Malasia y Kenia, como también está el ejemplo del ejército de Estados Unidos, el cual después de los errores iniciales cometidos en Iraq corrigió su trabajo al implementar lo que se conoce como la doctrina Petraeus, la cual reconoce los errores de Vietnam, incorpora la experiencia reciente de la primera fase de la ocupación y la de los británicos antes mencionada.

2) El decreto sobre el apoyo de las FF.AA. es exactamente lo que dice, apoyo, y por lo demás, en el caso de encontrarse una patrulla en las situaciones que se mencionan, el artículo 129 del código procesal penal los faculta para realizar detenciones ante delitos flagrantes.

3) La Armada de Chile ya está involucrada en el combate al narcotráfico producto de ser la autoridad y policía marítima nacional.

4) Es quizás hora de que el Sr Barros y el resto de la opinión pública se vayan acostumbrando al hecho de que las amenazas modernas puedan no ser del tipo tradicionales e incluir el narcotráfico, ciberseguridad o híbridas como son las que Rusia aplicó sobre Ucrania y que aplica sobre sus vecinos inmediatos.

Richard Kouyoumdjian Inglis

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *