El desafío de asegurar las ventajas competitivas para los ejércitos ante las amenazas y retos de futuro, fue el eje este año de la reciente Conferencia de Guerra Terrestre, organizada por el Royal United Services Institutes (RUSI), el principal centro de estudios británico dedicado a la seguridad y defensa.

Los distintos expositores del evento realizado en Londres entre el 4 y 5 de junio, coincidieron en señalar que los potenciales adversarios de hoy han desarrollado doctrinas y capacidades específicamente orientadas a contrarrestar las nociones de guerra occidental clásica. Actúan bajo el umbral o línea de un conflicto armado tradicional, explotando el punto de vista binario de occidente de guerra y paz, a través de acciones asimétricas e híbridas en todo el espectro de los instrumentos de poder de un Estado, así como en todas las dimensiones del uso de la fuerza, particularmente en el ámbito del ciber espacio y la desinformación.

Dentro de las principales conclusiones de esta conferencia se advirtió que la mantención de “ventajas estratégicas competitivas”, es clave para asegurar la paz. Los Estados no comienzan conflictos que saben que no van a ganar. Dichas ventajas no sólo se expresan en tecnología y equipamiento de mejor calidad, sino que particularmente en la ventaja cualitativa de la fuerza, es decir, el soldado respecto de su entrenamiento y profundo conocimiento del uso de la fuerza y del contexto en que dicha fuerza se emplea. Con todo, el real desafío es prepararse para los desafíos de futuro en un contexto de mayor volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad. Ello requerirá cambios profundos en doctrina, equipamiento y particularmente en la preparación intelectual de la fuerza.

El presente seminario contó con la presencia de representantes de 38 países, de los cuales Chile fue el único latinoamericano presente. La delegación chilena, presente, estuvo representada por AthenaLAb, el agregado militar de Chile en Londres,  el director de la Academia de Guerra del Ejército de Chile, y un miembro del Centro de Estudios e Investigaciones Militares (CESIM), todos quienes tuvieron la oportunidad de intercambiar opiniones con la Secretaria de Estado para la Defensa, Sra. Penny Mordaunt, así como con numerosos jefes y oficiales de ejércitos europeos y asiáticos.

Asimismo se intercambiaron experiencias con distinguidos académicos y oficiales, entre ellos el Jefe de Estado Mayor del Ejército Británico, Sir Mark Carleton-Smith, quién agradeció particularmente, la presencia la delegación chilena en este evento, así como el profesor Michael Clarke, asesor del Comité de Estrategia de Seguridad Nacional del parlamento Británico y el profesor Peter Roberts, Director de Ciencias Militares de RUSI.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *