“LikeWar” o el empleo de las redes sociales como armas