El Libero, jueves 25 de julio de 2019

Señor Director,

El reciente corte de agua en una ciudad con solo el 1% de la población de Chile fue crisis nacional. ¿Se podrán imaginar lo que pasaría si es que los viajes aéreos de pasajeros y carga dentro y fuera de Chile, que a lo menos han crecido un 200% en los últimos 10 años, se vieran paralizados por alguna situación que impidiera su realización? ¿Se imaginan la histeria y desorden que eso produciría?

Quizás es hora de que comencemos a valorar el trabajo que hace la FACH tanto a través de la DGAC, como a través de la seguridad que dan a nuestros cielos y la protección de la soberanía aeroespacial de Chile. Hay cosas que se dan por obvias, pero por obvias se pueden olvidar. Asegurémonos de que la FACH reciba el reconocimiento que se merece y los recursos que aseguren que lo obvio no quede desatendido. La FACH ha dado muestras permanentes de servicio a Chile, incluyendo recientemente haber sido la única que efectivamente estuvo disponible para realizar el vuelo de traslado de los órganos del recién fallecido Joaquin Bustos Palma.

Richard Kouyoumdjian
Vicepresidente AthenaLab

Fuente: El Líbero

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *