El Mercurio, 11 de junio de 2019

Habiendo terminado el mes del mar, se ve con claridad que comienza a tomar forma la Marina del tercer centenario. Una Marina con medios polivalente que después de más de dos siglos tiene claro su propósito, que se encarga de resguardar, proteger y representar los intereses marítimos donde sea que estén ubicados en el mundo y que permite a través de su trabajo el desarrollo económico de Chile; una Marina que necesita renovar su flota y los medios que usa para atender sus obligaciones en el ámbito marítimo, incluyendo los que se utilizan para búsqueda y rescate; una Marina que busca desarrollar y retener talento, y que está incorporando activamente a la mujer en sus filas; una Marina que está buscando ser tecnológica y digital objeto ser efectiva y eficiente, y una Marina que pelea por su derecho a una transparencia responsable, propia de lo que debiera ser a una institución de la defensa.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *