La Tercera, miércoles 28 de agosto de 2019

Puede parecer una obviedad, pero de no llover en cantidades razonables, la sequía va a ser tremenda y los incendios forestales intensos y largos en el tiempo. Es hora de ir preparándonos y asegurando la disponibilidad de recursos que esta temporada va a requerir. Hemos aprendido bastante en los últimos veranos y ojalá que apliquemos todas las lecciones aprendidas, las que incluyen una adecuada y fluida relación entre el poder político y las Fuerzas Armadas, policías y Conaf.

En este verano no hay espacio para fallas en la planificación, descoordinaciones, errores e ineficiencias, ya que de haberlas seremos nosotros, los chilenos, el hazmerreír de la región.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *